Cotilleos

Yankis de Mier.. Váyanse al Cara..

httpv://youtube.com/watch?v=UskYf4TnyK0 

Así de fuertes fueron las palabras que exclamó el presidente de Venezuela Hugo Chavez en su discurso que hace sólo unos días desarrolló en momentos en que expulsaba al embajador de Estados Unidos de ese país.

El contexto en el que Chavez profundizó su rechazo para con el gobierno norteamericano es en apoyo al gobierno de Bolivia del presidente Evo Morales. El país del altiplano, Bolivia, se encuentra en un complejo momento de crisis institucional en el que varios grupos sociales y políticos intentan desestabilizar al gobierno democrático electo en las urnas por la gran mayoría del pueblo boliviano, el cual fue ratificado en un nuevo plebiscito recientemente celebrado.

Varias provincias del país boliviano impulsan por diversos medios la autonomía del gobierno central causando el caos social y la violencia. Estos grupos estarían siendo apoyados por el gobierno norteamericano, razón por la cual Chavez, ahora exclama su ira contra Estados Unidos.

Han habido informaciones inclusive de una posible incursión del ejército venezolano para apoyar al gobierno de Evo Morales en el mismo territorio de Bolivia, incursión que ya algunos voceros del gobierno boliviano han rechazado.

Sin dudas es un momento difícil el que se vive en Sudamérica ya que varios gobiernos están llevando adelante políticas de nacionalización de sectores estratégicos de la industria como es el caso de lo que hizo Chavez en Venezuela, nacionalizando el petróleo y ahora Evo Morales con sectores importantes de la industria del gas y otros recursos fundamentales.

Esto, por supuesto, trastoca intereses particulares y trasnacionales y es innegable una participación norteamericana en la geopolítica y la economía de estos países así como en otros de otras partes del planeta.

Veremos cómo se suceden los acontecimientos, en estos casos, más allá de banderas y postulados ideológicos, deseamos sinceramente el mejor desenlace para el pueblo boliviano y sobretodo para los más postergados. Que este momento de conflicto no se lleve vidas de inocentes, aunque claro, esto, en tiempos de revoluciones y conflictos sociales, lamentablemente terminan siendo inevitables.