Relaciones

¡Ya no quedan hombres!

Seguramente habrás escuchado más de una vez, en boca de tus amigas o en la tuya propia, esta expresión: “ya no quedan hombres”. Pero, ¿qué hay de cierto en esto? ¿Se trata solamente de una frase hecha o es un sentimiento genuino que tenemos las mujeres? Esto de considerar que no quedan hombres disponibles es un tema que sin dudas está presente en toda charla entre mujeres.

En un mundo en el que la mujer se impone cada día con más fuerza en todos los ámbitos, desde los sociales hasta los íntimos; son cada vez más las que se ocupan de sostener a la familia, cuidar de los hijos y mantener su trabajo y relaciones bajo control. Prácticamente hemos aprendido a ser las jefas de la familia, en una sociedad en la que aún está muy instalado el patriarcado y el machismo. Sin embargo esta autosuficiencia de la mujer es lo que más espanta a los hombres.

Esta reacción de los hombres se debe a que nos ven demasiado independientes y demandantes; y no eso es algo que tarde o temprano influye directamente en una relación. Desde el temor a ser rechazados, hasta las dudas sobre como llevar adelante una relación con una mujer que ha roto todos los estereotipos sociales con que hemos sido criados.

De igual manera las mujeres al cobrar más fuerza, le damos más importancia a la elección que hagamos respecto de una persona para formar una pareja y eso trae aparejado más demandas; con lo que vamos directo al encontronazo con el miedo al compromiso o el temor a perder la libertad. Ahora bien, es cierto que son cada vez menos los hombres disponibles, como también es cierto que una relación saludable es algo muy difícil de mantener, pero algo es seguro: ¡vale la pena intentarlo! ;)