Cotilleos

Vogue y su mensaje confuso

El número de diciembre de la revista Vogue en Francia ha despertado una fuerte polémica. En el aparecen tres niñas, vestidas y maquilladas como adultas, con tacones y joyas, en poses que pueden considerarse claramente sensuales. Las fotos fueron hechas por Sharif Hamza.

La idea, según cuentan diversos medios de prensa citando fuentes de la revista, era mostrar a niñas jugando a ser adultas. La idea no parece mala, pero el resultado si. Porque si fueran niñas jugando a ser adultas, se verían niñas jugando a ser adultas y no pequeñas adultas. La diferencia no es ni un poco sutil.

Y el mensaje es bastante peligroso. No solo lo es para las niñas que han posado. Lo es para las demás niñas que lo ven, y por supuesto les parece buena idea. Pero lo más peligroso es mostrar la infancia como algo potencialmente sensual, cosa absolutamente inadecuada, por decirlo de un modo suave.

Imagen: lavanguardia.es