Salud

Vivir sin estrés (I)

Vivir Sin Estres I1

Que no te parezca un imposible. De acuerdo, es verdad que estamos rodeados de factores que no siempre ayudan: el vértigo de nuestras ciudades, la agenda, los horarios, el multiempleo, y en el caso de aquellas de nosotras que somos madres, el doble rol de madre y mujer que trabaja… que es sencillamente agotador.

¿Te identificas, por lo menos un poco con la mujer de la imagen? Si es así, o ha sido así en algún momento de estos últimos tiempos, llegó el momento de hacer un stop y leer con atención, pues…, aquí te dejo algunos consejos o maneras de manejar las presiones diarias para que no terminen perjudicándote y consigas dominarlas.

Los médicos definen al estrés como una situación en la que un individuo, por exigir de sí mismo un rendimiento superior al normal, se pone en riesgo próximo de enfermar. Un acontecimiento cualquiera en nuestras vidas puede causar un estrés positivo o uno negativo, o sea es algo genial o algo fatal: todo depende de cada uno.

Este problema es muy común en estos últimos tiempos, y estamos hablando de una dolencia que te puede exponer a fracasos y a deterioros de la salud, por eso -no lo dudes- es mejor prevenir o tratar de ver el lado positivo de cada aspecto o situación en que te coloque la vida.

Para esto se necesita control; aprender a controlar la mayor parte de tus acontecimientos personales. De eso se trata, y con esto es suficiente para sensibilizarte acerca de la importancia del tema. En el próximo post, comienzo a compartir los primeros consejos para que enfrentes mejor todas las situaciones de vida que puedan generar inestabilidad.

Imagen: starmedia.com