Belleza

Vinoterapia: la magia del rejuvenecimiento

Los tratamientos de belleza son innumerables, y cada día surge uno nuevo, superior y en la mayoría de los casos sorprendente. El que hoy quiero presentar se descubrió en 1993, cuando un farmacéutico asistía a una vendimia. Al observar que en este proceso de elaboración del vino se tiraban las pepitas de la uva, y conocedor del contenido de las mismas comenzó con sus experimentos hasta lograr lo que hoy conocemos como tratamientos antiedad con vinoterapia.

El tema es que las pepitas de uva contienen polifenoles, esto es un activo incomparable para la protección de nuestra piel contra los radicales libres. Esta terapia tan innovadora, que surgió hace ya 20 años, se ha expandido por todo el mundo y alcanza altísimos niveles de eficacia gracias al resveratrol y la viniferina. Cada uno de estos ingredientes tienen una particular y poderosa acción en cuanto al embellecimiento y cuidado de la piel. En el caso del resveratrol: logra aumentar un 160% la longevidad de las células y duplica en tan solo 60 días el espesor de la epidermis.

La viniferina es la encargada de controlar la tirosinasa, la que sin ese control suele caer en la excesiva producción de melanina, dando lugar a las molestas manchas de la edad. Hace unos años atrás nadie podría haber imaginado semejante poder en algo tan pequeño y desechable como la pepita de uva.

Hoy en día la vinoterapia es una de las favoritas de las celebrities, dejando en un 100% de los casos pieles lisas, firmes, luminosas y rejuvenecidas. Puedes realizar esta terapia en varios spas del país, donde además del tratamiento facial te ofrecerán los corporales.