Sex and Life

Vibradores: disfruta del sexo a solas

Purple vibrator on blue background

Muchas mujeres aún son reacias a utilizar vibradores y otros juguetes sexuales, sobre todo si se trata de hacerlo a solas, porque piensan que es una falta de respeto a su pareja o porque es muy triste el sexo a solas. Pero nada más lejos de la realidad, porque cuando pruebes un vibrador verás que es un objeto de lo más divertido, que aporta puntos extra al sexo a solas.

Una forma muy diferente y original de disfrutar el sexo acompañada por tu pareja o de la masturbación a solas es utilizar un vibrador. Los vibradores aportan un placer muy distinto a la práctica del sexo, pero eso no quiere decir que sea menos placentero ni peor, ¡simplemente es diferente! Y lo más seguro es que esa diferencia te guste y aún no lo sepas.

En el mercado existen muchos tipos de vibradores de todas las formas, colores, tamaños y texturas. Por supuesto también de todos los precios, pero te aconsejamos que a la hora de elegir tu vibrador no te dejes llevar por los precios bajos, que a veces implican menor calidad del producto.

Al tratarse de un objeto que utilizaremos sobre nuestro cuerpo en una parte tan delicada como son nuestros genitales, es necesario que nos aseguren calidad y seguridad.

Puedes encontrar tu vibrador favorito entre toda la gama que existe. Es mejor que empieces por uno que sea simple y pequeño para ir familiarizándote, para seguir descubriendo otras formas si te ves con ánimos de continuar experimentando.

Puedes utilizarlo para estimular tu punto G desde el interior, para lo que tendrás que introducirlo levemente y acercarlo a la zona anterior de la pared de tu vagina, justo dónde se encuentra el punto G.

Pero un vibrador no siempre tiene que introducirse en el interior de la vagina, también puedes usarlo para estimular el clítoris desde el exterior, con mucho cuidado de no ejercer demasiada presión a una alta potencia de vibración que pueda causarte daños en esa zona. Utilízalo también en la zona externa de la vagina, y para masajear el resto de tu cuerpo, ya que la vibración puede ser muy placentera.

Atrévete a introducir un vibrador en tus juegos sexuales a solas, y verás qué divertido puede ser experimentar con nuevos juguetes.