Mamás

Ventajas de los portabebés

Young Attractive Ethnic Woman Holding Her Newborn Baby Under Dramatic Lighting.

El contacto entre la madre y el bebé es de suma importancia en los primeros meses de vida del niño.

Durante nueve meses el bebé ha estado acostumbrado a estar protegido dentro del útero materno, por lo que una vez que sale de él no entiende que se le deje en la cuna o en el carricoche solo fuera de la visión de sus padres.

Necesita sentirse protegido. Hay un elemento que se ha puesto muy de moda y que cumple la función de protección del niño a la perfección. Se trata del portabebés. Veamos sus ventajas.

Un portabebés consiste en una cinta bandolera que envuelve a la madre entre el hombro y la cintura para colocar al bebé cerca del pecho. Cuando una mujer lo utiliza, las manos se le liberan, ya que ya no hace falta sujetar en brazos al niño, por lo que puede realizar otras funciones como cocinar o llevar las bolsas de la compra al tiempo que tiene controlado en todo momento a su hijo.

Este accesorio también te permite relacionarte con otras personas al tiempo que consuelas al bebé si llora o le das de mamar. Con el portabebés podrás realizar dos tareas simultáneamente con lo que podrás organizar mejor tu tiempo.

Seguro que conoces a alguien que ha tenido una depresión postparto. Resulta que el portabebés reduce este tipo de enfermedades. Y es que cargar al bebé durante todo el día muy cerca nuestra estimula la producción de hormonas ligadas a la maternidad y al establecimiento de los lazos afectivos entre madre e hijo.

Asimismo, los portabebés también son muy beneficiosos para los niños cuando son pequeños. Puede reducir el padecimiento de cólicos lactantes, ya que la posición incorporada ayuda a que el bebé expulse los gases más fácilmente. A su vez, durante este periodo mejorará el desarrollo emocional de tu hijo. Todo es gracias al continuo contacto con la madre, lo que le ayuda a adquirir rápidamente seguridad y confianza.