Emprendedoras

Usa tu talento como personal shopper

Young Woman on a Shopping Spree

Hay veces que tenemos un gusto por alguna actividad, la hacemos a la perfección pero no sacamos ventaja de ella. Otras veces, la mayoría, ese talento tiene que ser muy bien pulido para luego poder hacer un mejor uso del mismo. Podemos tener muy buen gusto para decorar, pero si estudiamos decoración maximizamos ese buen gusto y sacamos todo el partido posible de ese talento.

La forma de comprar hoy día ha cambiado mucho. El cliente, sobretodo cuando hablamos de clientes de alta gama, son muy exigentes pero a su vez conocen muy bien lo que quieren. Asesorar a este tipo de clientes es algo bastante complicado y que requiere de los estudios correspondientes.

Hacer un curso de personal shopper es una excelente idea para aquellas personas que tienen muy buen gusto, muy buen nivel de conocimiento de las tendencias y a su vez les gusta mucho el trato personal. Cada una de estas facetas necesitan ser desarrolladas y perfeccionadas, por lo que la necesidad de estudiar específicamente para eso, es obvia.

Cuando una persona no quiere perder el tiempo en hacer sus compras y quiere disfrutarlas, hoy día lo más común dentro de determinado nivel económico, es que contrate un personal shopper. De esta forma se trata de buscar solo en los lugares correctos las cosas correctas. Si el cliente es alguien muy clásico en sus gustos, pues se los respeta. Lo mismo si es algo excéntrico. No se trata de imponer gustos, se trata de interpretar los del cliente y eso requiere estudio.