Relaciones

Una segunda oportunidad

Como es tradición en España, todos los años y como parte de la celebración de la Semana Santa, un tiempo para renacer y transformarse, cofradías españolas, solicitan al gobierno el indulto para quince presos en cada temporada.

Siempre, los nombres que se proponen al gobierno, el Consejo de Ministros aprueba por un real decreto, la gracia para estos presos. Esta tradición viene desde mitad del siglo quince y su origen se encuentra en Andalucía, Málaga ciudad donde se vive con mayor fervor y pasión la semana Santa.

Cuenta la historia que después que unos presos se ofrecieran a hacer la procesión ya que en ese entonces una grave epidemia había afectado a gran parte de los habitantes, los presos en lugar de fugarse volvieron a la cárcel, terminando además en ese momento la epidemia. El Rey Carlos III quedó muy impresionado por el suceso que se tomo como un milagro, instaurando desde este indulto como gratitud.

Pero lamentablemente en esta sociedad de hoy hay quienes no saben aprovechar segundas oportunidades y un reo que había sido favorecido, ha vuelto a delinquir en una de sus salidas transitorias y por consiguiente ha vuelto a al cárcel.

Imagen: esmas.com