Cotilleos

Una red hipócrita

Una Red Hipocrita

Desde Incubaweb lo llaman “el culebrón de Facebook”, y algo de eso tiene. Parte, un poco, de la paranoia, como decíamos en el artículo anterior, y un poco de desconocimiento. Además, de hipocresía, pues vamos, que desde el principio se supo que estar en una red social es ceder algo de privacidad para mostrarse al mundo. La cuestión de si tal cláusula o la ausencia de tal en los legales de la red es un detalle. El asunto es que, ahora, nos rasgamos las vestiduras en defensa de nuestro derecho de estar a resguardo del resto del mundo.

El problema, insisto, no es Facebook. La privacidad, como tal, se viene perdiendo desde el siglo XIX y estimo es un proceso irrevocable. Ya han escrito Habermas, Foucault y otros sobre esto en forma mucho más elocuente. Si se teme el control social, el mito del Gran Hermano, u otras aberraciones conspirativas esquizofrénicas facilitadas por Internet, se pierde de vista que lo realmente alienizante es el sistema mismo: el trabajo, la oficina, el mercado, el shopping.

Como si una cláusula en Facebook cambiara las cosas. A esto me refiero. Algunos parecen decir: “Todo está bien, solo falta que Facebook no se quede con nuestra información y mi vida será perfecta”. ¿Y la explotación? ¿O no es acaso una forma de control social el tener que trabajar de 9 a 18 en una oficina en donde hay que hacer lo que dice el jefe?

A esto me refiero con hipocresía. David de Ugarte, gran activista ciberpunk, nos insta a no usar Google. Y tiene razón. ¿Por qué? Creo que Google es más peligroso que Facebook, porque ellos de verdad tienen toda nuestra información. Pero, de nuevo, creo que no se trata de ponerse en contra de las grandes redes, sino generar una cultura de microrredes, en donde se generen grupos de discusión, se impulse el trabajo colaborativo, se generen nuevas formas de empleo, y se eliminen algunas barreras de pensamiento que todavía rigen en nuestras sociedades. Una puede ser: la dependencia de las grandes corporaciones paternalistas. En los noventa fue Microsoft, ahora es Google. Pareciera ser que todavía no nos podemos sacar esa relación amor/odio que todavía tenemos con los Grandes Hermanos.

Imagen: Ubalt

Pixy
  • http://100blogs.com Smepsi

    excelente artículo, felicitaciones y estoy de acuerdo contigo!