Cotilleos

Una orden de alejamiento anacrónica

Judge's gave

Hay quienes dicen que justicia que tarda no es justicia y tal vez sea lo más adecuado para describir este caso. Os aclaro además que el tema de fondo, lo que se plantea en esta sentencia es un problema sumamente importante que debemos debatir como sociedad.

Pero hay una cuestión de forma y una de fondo. Veamos lo formal.

Una madre ha recibido una orden de alejamiento de su hija por un período de un año. Además de eso debe cumplir con 33 días de trabajo a beneficio de la comunidad. Todo esto es a consecuencia de haber golpeado a su hija durante una discusión. La niña de 13 años se negaba a limpiarse los pies antes de apoyarlos en el sofá. La madre la recrimina y la niña toma una actitud más rebelde aún, subiendo cada vez más de tono la discusión.

En un punto comienzan a golpearse, llevando la peor parte la menor. Una vecina es quien las separa  y luego de calmarse un poco los ánimos la madre comienza nuevamente a golpear a la niña. Como resultado de todo esto la menor resulta con lesiones leves, pero claramente notorias.

Podemos discutir lo oportuno, beneficioso o no de la orden de alejamiento a la madre, cosa que haremos en otro post. Lo llamativo del caso es otra cosa: esta sentencia se ha dado este lunes por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), pero los hechos relatados ocurrieron en 2007.

De hecho la niña se fue a vivir con su padre por un largo tiempo y hoy día, casi cumpliendo la mayoría de edad, según diversos medios de prensa, tiene una muy buena relación con su madre.

No es necesario comentar nada más.

  • Josseffamc

    Un saludo:  Cuando la Justicia tarda tanto,  como es el caso,  se convierte en injusticia  aberrante.
    Por otra parte, con este tipo de aberraciones  se ha quitado totalmente a padres y madres  el control de sus hijos.  Y así vemos que hoy  en día  hay decenas y decenas de niños rebeldes y maleducados  porque los padres  no tienen autoridad sobre ellos.
    Aqui, dar un cachete a un menor  para recriminarle  una mala conducta  es  castigado  y de ello  se  aprovechan los niños/as  que son muy listillos.  Eso  si, lo que es el Estado  y su Sistema,  bien  que utilizan  la fuerza  bruta,  con las porras, etc,  para recriminar  las conductas  de los ciudadanos  que se salen del molde.  Es decir,  aqui  depende quien de la ostia,  se castiga ó se premía.
    Y conb esto  no es que yo  quiera decir  que a los niños hay que pegarles  pero, a nosotros,  cuando ibamos a coger  una caca con la mano,  nos daban en la mano   si es que no entendiamos  ó no atendiamos.  Hoy es mejor dejar que el nene se coma una caca. 
    Salud.