Cotilleos

Una familia Real, no muy realista

DOMINICAN REPUBLICA - CIRCA 1976: A stamp printed in Dominican Republic shows the kings of Spain, Juan Carlos I and Sofia of Greece, circa 1976

Algunos dicen que el Rey Juan Carlos ha tenido muy mala suerte y que los hechos ocurridos en los últimos tiempos así lo demuestran. Pues no estoy ni un poco de acuerdo, la suerte nada tiene que ver con esto. Tal vez el problema es que se han acumulado demasiadas cosas demasiado visibles, lo que en conjunto, nos agobia bastante. No a la familia real, a los españoles, por supuesto.

Lo primero que ha lastimado la imagen pública de la familia real, ha sido todo lo relacionado con el yerno del Rey, los negocios para nada claros  y la falta de claridad en la actitud de la infanta. Muy llamativamente, si bien integraba el directorio de las sociedades investigadas, no ha sido llamada a declarar ni como testigo. Esto no es lo que le ocurriría a cualquier otra familia española, clara diferencia.

Lo segundo ha sido el accidente de Froilán, cuando manipulaba junto a su padre, un arma no permitida a su edad. No se trata que el niño ha encontrado un arma y ha ocurrido un accidente. Contrariando la legislación vigente, el padre del niño permitía que usara la escopeta. Se ha disparado, se ha lastimado, pero no es un accidente. Es un simple acto de negligencia o imprudencia por parte de los adultos responsables del menor.

La fractura de la cadera del Rey mientras cazaba, ha sido el corolario a una cadena de desaciertos. Mientras se padece una crisis sin precedentes no era prudente mostrar tamaña insensibilidad.

Parece que vivieran en otro mundo, con otras reglas  y que las nuestras, no les llegan.