Belleza

Una base de maquillaje perfecta

Una base de maquillaje perfecta

Seguro que, cuando te maquillas, te encanta que tu piel quede como la de una auténtica muñeca de porcelana: lisa, sedosa y sin imperfecciones.

Pues bien, conseguirlo no es nada complicado si sabes cómo aplicar la base de maquillaje, para lo cual debes, en primer lugar, utilizar una buena brocha apta para el tipo de base que utilices.

Y es que no es lo mismo aplicar un maquillaje en polvo que en crema o una base fluida. ¡Cada uno dispone de la brocha adecuada!

Así que, una vez que hayas adquirido el pincel perfecto, lávate muy bien la cara para que no queden restos de maquillaje o suciedad y, después, empapa un poco la brocha con el producto y comienza a extenderlo empezando por el centro del rostro y siguiendo hacia los extremos.

De este modo, conseguirás un efecto uniforme debido a que no se te escapará ninguna zona.

Una vez hecho esto, puedes eliminar el exceso de producto pasando una esponjita por toda la cara con el fin de no dejar ningún grumo y conseguir que tu cutis parezca el de una auténtica celebritie.

Finalmente, cabe destacar que es necesario que cuides tus brochas. Para ello, es recomendable que, si te maquillas cada día, las limpies, al menos, una vez cada quince días, ya que, si no lo haces, pequeñas bacterias se acumularán en los pelitos de tu pincel y acabarán depositándose sobre tu rostro. Asimismo, para llevar a cabo esta limpieza puedes utilizar agua y jabón neutro o un producto específico para la limpieza de brochas que podrás encontrar en cualquier tienda de cosmética.