Relaciones

Un sueño quebrado … la desilusión

Tristeza

La pérdida de un sueño es a menudo sinónimo de fracaso y esto puede ocurrir cuando una situación no tiene el resultado que esperabas. Lo que te rodea parece desdibujarse en la desilusión; si algo no sale según lo planeado no quiere decir que “las hiciste mal” sino que tenía un destino diferente.

Según el criterio personal con el que encaras cada elección en la vida sabremos que estás creando o alimentando una realidad a tu gusto. En cambio si basas esas decisiones en el ritmo de la vida misma concretarás mayor cantidad de objetivos y así irás acercándote al bienestar.

Cuando sucede la pérdida o la finalización de una relación de pareja se descubre una abrumadora ola de sensaciones encontradas que producen desencuentros internos. Primero sientes una profunda herida que sentirás que nunca la podrás sanar, puede seguir una rabia que no es dirigida a ningún lugar más que al autocastigo … ERROR … permítete lamentar la pérdida de un amor para poder cerrar ese capítulo de vida y posibilitarte a soñar otra vez.

Disminuyes el ritmo de vida que tenías hasta ese entonces y después de meditar silenciosamente tu dolor, vas logrando ponerte en movimiento otra vez. Si miras y persistes en sentir dolor recordando la pérdida estás entregándote al martirio consciente de que te estás autodestruyendo … para salir adelante y continuar el tao de la vida es necesario aprender y continuar caminando …

Imagen: Sarelisa

  • Afuegoysangre11

    Esto también se puede aplicar al fracaso en una relación de amistad.
    Al menos yo me siento así.