Cotilleos

Un quijote en defensa de los más débiles

El mundo de la literatura esta de luto, con la muerte del gran escritor portugués, José Saramago. Nacido en Azinhaga en el seno de una familia de campesinos en el año mil novecientos veintidós, se convirtió en escritor llegando a ganar el premio Nobel de literatura en el año mil novecientos noventa y ocho.

En mil novecientos cuarenta y siete, publica su primera novela, “Tierra de pecado” para el año mil novecientos sesenta y nueve se adhiera al partido comunista, en el ochenta y dos publica Memorial del convento, su primer éxito internacional. En el noventa y dos con la publicación de El Evangelio según Jesucristo, crea un gran escándalo en Portugal sobre todo entre los fieles católicos.

Con un refinado sentido del humor, pero con una gran capacidad para decir muy claramente las cosas, sobre todo en defensa de los más desposeídos y de los derechos humanos, Saramago vivió los últimos años de su vivda con una grave afección respiratoria, pero que a pesar de ello nunca dejo de luchar por sus ideales más profundos.

Sin dudas se nos fue un grande, que junto a la desaparición de Mario Benedetti, nos dejan un gran vacío pero también una gran cantidad de enseñanzas que la sociedad toda debería estar continuamente reaprendiendo.

Imagen: en.wikipedia.org