Cotilleos

Un ladrón muy honrado

Thief

Hay veces que leemos algo en la prensa que nos lleva a reflexionar sobre la naturaleza humana. Este es el caso de una noticia de la que se han hecho eco diversos medios de prensa en todo el mundo. Los hechos ocurrieron en Australia, cuando un ladrón roba de un coche, un teléfono celular, entre otras cosas.

Al revisar el contenido del mismo, se encuentra con una muy desagradable sorpresa.

En el teléfono había numerosas imágenes de menores, incluyendo fotos y videos, que no dejan ninguna duda sobre el propietario de ese teléfono. La víctima del robo era claramente un pedófilo. El ladrón al ver eso, se dirigió inmediatamente a la policía, para entregar el teléfono y todos los datos posibles sobre el auto, de modo de poder detener al despreciable pedófilo.

Tanto la policía como la juez que atendieron el caso elogiaron la conducta del ladrón. En su sentencia, la juez determinó que el ladrón debía ir un mes a la cárcel y pagar una multa, sentencia que ha sido considerada como simbólica. Ha fundamentado la misma en la actitud encomiable de comprometer su propia libertad, en pos de que se detenga a un delincuente muy peligroso. Una cosa es robar y otra muy diferente es abusar de menores.

Pero la reflexión pasa por otro lado. Es muy llamativo lo leve de las condenas en casos de pedofilia. Cuando se los consigue atrapar, llamativamente es muy poco el tiempo que cumplen en prisión. En España en particular esto ocurre así, cosa que habla muy mal de nuestro sistema jurídico.