RelacionesTrucos y Manualidades

Un Granito de Arena Todos los Días

Es más que conocido el dicho de que a la pareja o al matrimonio se lo debe alimentar día a día en la cotidianidad. Cuando se convive por años y la costumbre se impone debemos cuidar el amor y alimentarlo como si fuera una planta delicada o una flor.

Cada día que pasa es una oportunidad para aportar a la pareja un ingrediente distinto por más que se nos pase y que en general estas cuestiones se piensen sólo cuando hay problemas o surgen cuestionamientos o angustias.
Pues cuando surge esto lo mejor es pensar alguna estrategia para retroalimentar el amor. Tal vez no sea que el amor se acabe como si se lo pudiera contabilizar sino que el amor se construye y reconstruye día a día, semana a semana y año tras año.

Debemos pues aprovechar instancias de diálogo, introducir cambios que aunque parezcan tontos o insignificantes pues al menos producirían modificaciones, miradas distintas, sorpresas y redescubrimientos en el otro.

Estos cambios pueden abarcar diversos ámbitos de la vida del matrimonio o de la pareja como la sexualidad por ejemplo. Un ámbito más que importante ya que la buena sexualidad que se vivencie en la pareja va a aportar sin dudas, muy buenos insumos para el amor de la misma. Es así que se recomienda la creatividad y la búsqueda de nuevas “acciones” que aporten incentivos a la vida sexual de la pareja.

Este aspecto junto con otros que abordaremos en próximos posts son áreas de vital importancia que deben ser tomados como ámbitos a los cuales aportar un granito de arena cada día.

Fuente: enplenitud | poderyamor