Trucos y Manualidades

Un belén navideño de plastilina

recreation with figures of Christ's birth

Las manualidades son fantásticas no solo para crear objetos con tus propias manos, sino también para pasar un divertido día en familia.

Por ello, y con motivo de la cercanía de la Navidad, hoy te proponemos que hagas un belén para celebrar estas fiestas. Pero no un belén normal, sino uno elaborado a base de plastilina, algo que seguro que hace varios años te encantaba y que a tus hijos les apasionará.

Para elaborarlo, puedes comprar una pequeña caseta de paja, que será el lugar donde reposen las figuritas, así como plastilina de varios colores para que os quede un belén de lo más alegre.

Después, reserva una tarde para reunirte con los más pequeños de la casa y escribid juntos en un papel las figuras que vais a diseñar para completar este símbolo navideño.

Una vez que la hayáis completado, deja que cada uno elija cuál prefiere construir y poneos manos a la obra.

Si no tenéis del todo claro cuáles son las características de los muñecos que aparecen en los belenes navideños, siempre puedes buscar imágenes en libros o a través de Internet e intentar copiarlas.

En este sentido, es importante que elijas figuras sencillas, ya que se trata de llevar a cabo manualidades en compañía de la familia, no de crear un belén que opte a ganar un premio.

No olvides que lo importante es hacer algo juntos, y, para ello, nada mejor que hacer uso de las manualidades para poder disfrutar de una tarde llena de alegría junto a tus hijos.