Salud

Turismo rural y los trastornos del sueño (I)

Turismo Rural Y Los Trastornos Del Sueno I

Los trastornos del sueño son cosa seria. Tengo una amiga que los ha padecido recientemente y tras muchos años de medicación y costosos tratamientos, decidió probar con una alternativa poco usual: vivir una quincena entera en ambiente de campo: aire puro, horario regido por su reloj biológico (que poco a poco se fue acompasando con el ciclo natural amanecer-anochecer) y algunas tareas campestres sumadas a una alimentación 100% artesanal y natural. Eligió para esta aventura, una de esas casas rurales rústicas de ensueño, en una opción bien agreste y remota, lejos de los móviles, los ordenadores y la civilización. El resultado fue increíblemente efectivo para sus problemas de sueño.

No obstante si ello no fuera una solución a tu alcance, a pesar de que la oferta de las mismas es muy amplia a través de portales que reúnen toda la información y en los que puedes incluso hace reservas on line, existen maneras y trucos que puedes intentar.

Los trastornos del sueño no se remiten sólo al insomnio – como en el caso de mi amiga-, sino que se suman otros problemas como la apnea del sueño, el hipersomnio, la narcolepsia, y otras más. Debes saber que alguno de ellos nos sucederá a todos los seres humanos en uno u otro momento de la vida. Estas alteraciones del sueño afectan la salud del que la padece de una manera determinante, ya que la mayoría de nosotros no lo toma muy enserio como para preocuparse por ello.

Un mal hábito que tenemos las personas, el cual afecta nuestro rendimiento diurno, es pensar que el sueño se puede posponer. Quién no ha pasado una noche en vela trabajando o estudiando, luego dormir poco levantarse temprano y luego tomar una siesta o irse a dormir temprano ese día. Lo que no saben es que el sueño no se recupera nunca, dormir menos significa reponer menos energías, las cuales no se pueden recuperar durmiendo más luego.

Algunos especialistas enfocados en este tema, han realizado una lista de síntomas que llevan a las personas a concluir que sufren alteraciones de sueño, las consultas más frecuentes son:

  • por haber tenido la sensación de dormir mal durante la noche o tener somnolencia diurna.
  • por autodiagnosticarse como insomne
  • porque algún familiar le hace notar que mientras duerme sufre ronquidos intensos, pausas respiratorias, movimientos bruscos o gritos.

En nuestra próxima entrega veremos algunos elementos más de diagnóstico y algunos consejos para aliviar estos problemas.

Imagen: casasrurales.atrapalo.com