Trucos y Manualidades

Trucos para rendir más en el estudio

Chica estudiando en casa

La temporada de exámenes está a la vuelta de la esquina, y la cuenta atrás ya ha comenzado. Llega el momento de sentarse delante de los apuntes y comenzar a estudiar duro para aprobar, e incluso sacar las mejores. Conciénciate y toma nota de estos pequeños trucos para rendir más en el estudio, porque este año te vas a sorprender tú misma de lo que eres capaz.

Hay diferentes formas de estudiar, y no a todo el mundo les funcionan las mismas técnicas. Sin embargo, existen pequeños detalles para llevar a cabo mientras estudiamos para esos complicados exámenes finales de la universidad que podemos poner en práctica, y que siempre funcionan, ayudándonos a concentrarnos más, a liberar estrés, y en definitiva, a obtener mejores resultados después de las tediosas horas de estudio.

Que el tiempo delante de los apuntes no te sea en balde, pon en práctica estos trucos y verás cómo funcionan:

1. Organízate. Haz un calendario con todos los exámenes a los que vas a presentarte, y organiza cada día qué materias vas a estudiar. Destina más horas para esas materias más complicadas, y un poco menos de tiempo para los conocimientos que tan sólo tienes que refrescar. Tienes tiempo para todo -incluso para dormir, no te preocupes-, tan sólo es cuestión de dividirlo de la forma que más te convenga.

2. Haz descansos cada cierto tiempo. En la organización de tus horas de estudio, destina también pequeños descansos para poder despejarte. Puedes hacerlos cada media hora, cada hora, y cada vez que te aprendas un tema nuevo. Con 5 o 10 minutos de descanso para tomar algo o para respirar aire fresco serán suficientes, y después de eso, ponerte de nuevo frente a los apuntes te costará menos.

3. Cambia de lugar de estudio. No te dediques a estudiando solamente en casa, aprovecha para ir a la biblioteca, al parque, o a cualquier sitio dónde puedas cambiar de aires y encontrar la concentración. Si lo tuyo es quedarte en casa, al menos muévete por las diferentes habitaciones, y no te atrincheres sólo en tu habitación.

4. Come y bebe correctamente. No te centres solo en tus estudios y te olvides de comer de la forma más adecuada. En estos momentos de máximo esfuerzo cerebral, tu cuerpo necesita la energía correcta, pero tampoco abuses de los snacks, no querrás haber ganado peso al terminar los exámenes. Por otro lado, las bebidas excitantes pueden ayudarte a mantenerte despierto, siempre sin abusar, porque el correcto descanso es muy necesario.

5. Estudia escribiendo o recitando la lección en voz alta. Según el tipo de materia que estés estudiando, escribir lo que estudias o recitarlo en voz alta ayuda muchísimo a memorizarlo mejor. ¡Son técnicas que funcionan a todo el mundo, pruébalas tú también!