Salud

Trucos para conseguir un vientre plano

Chica en la playa

Para muchas chicas, el ejercicio físico no es suficiente para conseguir ese vientre plano con el que sueñan. El secreto está en mantener un buen equilibrio entre el ejercicio y la dieta. Toma nota de estos trucos para conseguir un vientre plano que podrás lucir este verano con orgullo.

Con la llegada del sol y del buen tiempo primaveral, comenzamos con la preocupación de lograr esa figura de ensueño para poder lucir durante el verano con poca ropa. Para obtener buenos resultados, siempre es mejor empezar a buscarlos con tiempo de antelación, así que ahora puede ser el momento ideal para comenzar a cuidar tu vientre y lograr el cuerpo que deseas.

Haz 5 comidas al día: No te saltes ninguna de las comidas principales; desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. No se trata de atiborrarse en cada una de estas comidas, sino de hacer una pequeña toma y mantener tu metabolismo activo la mayor parte del tiempo. De esta forma, evitarás que se acumule grasa de reserva en la zona del abdomen.

- Evita los dulces: Un dulce al año no hace daño, pero si quieres llegar al verano con una estupenda figura, procura eliminarlos de tu dieta. El azúcar y los dulces no aportan nada positivo a tu dieta, y tan sólo lograrás que la cantidad de grasa acumulada en tu tripa sea mayor.

- Toma poca sal en la dieta: Los expertos también recomiendan tomar menos sal en la dieta para evitar que se acumulen líquidos en el cuerpo, sobre todo en primavera-verano, que es cuando más tienden a acumularse los líquidos en la zona abdominal.

Mastica bien: Para facilitar la digestión a tu cuerpo, y evitar que se acumulen los gases en tu estómago y en tu intestino. Los gases ocasionan una mayor hinchazón en el vientre, por lo que son los peores amigos de un vientre plano.

Primero pierde el peso que te sobra, y después trabaja los abdominales: Los expertos en musculación recomiendan perder primero la grasa del vientre, y después trabajar los abdominales, ya que si no pierdes esa grasa, y endureces esta zona, la grasa quedará atrapada entre el músculo, y será más difícil de eliminar. Este es uno de los errores más comunes en los gimnasio en la preparación de cara al verano.