Trucos y Manualidades

Trucos caseros para devolver el brillo a la plata

Sacar brillo a la plata

Las joyas de plata tienden a perder el brillo natural debido al roce por llevarlas puestas, al sudor, a la acción corrosiva de colonias y perfumes… Si quieres volver a recuperar el brillo de tus pulseras, pendientes, anillos y collares de plata, y que se vean tan bonitos como el primer día, existen decenas de trucos caseros y naturales que los dejarán como nuevos.

Nuestras abuelas ya utilizaban estos trucos caseros para devolver el brillo a sus joyas, y como no hay nada mejor que utilizar los remedios naturales, la mejor opción es siempre recurrir a lo que siempre ha funcionado.

Disuelve bicarbonato en un vaso de agua, espera a que no quede ningún resto sólido, y moja un paño de algodón en este líquido. Frota bien toda la superficie de tus joyas de plata; no tienes que apretar demasiado, bastará con darle varias pasadas suaves en cada zona hasta ver cómo la plata va recuperando su brillo.

Otra opción muy empleada desde siempre es mezclar vinagre y amoniaco a partes iguales, ponerlo en un vaso y sumergir las joyas de plata, dejando que actúe durante una hora. Al terminar, enjuágalas bien, porque el amoniaco en contacto con la piel puede causar irritaciones.

En las joyerías puedes encontrar también un trapito o algodón especial para limpiar joyas. Los principios activos que contienen son los mismos que el bicarbonato, pero con la gran ventaja de que podrás utilizarlo durante mucho tiempo, y seguirá haciendo su efecto como al principio. Pueden durarte hasta 2 y 3 años de uso, y su precio no suele superar los 5€.

Si necesitas un remedio urgente y no dispones de ninguna de las anteriores opciones en casa, seguramente tendrás pasta de dientes, y también es muy útil para sacar brillo a la plata. Frota la superficie de tus joyas con un cepillo con un poco de pasta de dientes, y recuperará su aspecto original.

También puedes pedir prestada una goma de borrar a tus pequeños, y pasarla por toda la superficie. ¡Verás cómo también haces magia con este simple objeto que todos tenemos en casa!