Salud

Tres propiedades del café

La Agencia Europea de los Alimentos (EFSA) ha avalado tres alegaciones nutricionales del café: ayuda a mejorar el rendimiento cognitivo, el físico y el nivel de alerta, además de sus virtudes como el aroma y el sabor que son indiscutibles.

Para conseguir esas propiedades, el consumo de este producto lo podemos dividir en tres niveles, según los investigadores:

  • baja, menos de 200 miligramos de cafeína al día,
  • moderada, entre 210 y 400 miligramos,
  • excesiva, por encima de los 400 miligramos.

Para tener una idea aproximada de cuanto consumimos ya que por lo general nadie pesa el café antes de prepararlo, el equivalente son unos 100 miligramos por taza.

Según los investigadores, dos tazas de café, unos 200 miligramos de cafeína, mejoran nuestra capacidad de reacción y la atención.

Claro que el consumo de este producto tiene un límite. En su empleo farmacológico, en presentación de pastillas, la cifra es 1.200 miligramos, unas 12 tazas.

El riesgo por una sobredosis el que puede producir insomnio, ansiedad y también taquicardia.

Para las personas que no está recomendado:

  • las embarazadas, (no deben tomar más de 600 miligramos de cafeína al día).
  • las personas con graves dolencias como por ejemplo: cardiovasculares, gastrointestinales, epilepsia, insomnio, insuficiencia hepática y ansiedad.

Los investigadores han estudiado su efecto sobre la memoria, muy útil a la hora de estudiar. Los resultados demuestran que a los 30 minutos, aproximadamente, comienza a notarse una mejoría.

Es el mismo tiempo que le lleva llegar al cerebro la cafeína, donde actúa saturando unos neurorreceptores que están relacionados a la alerta, además de la capacidad de aprender, la somnolencia y el estado de ánimo.

El efecto dependerá de la persona y también de la dosis, puede durar entre tres a seis horas.