Belleza

Tratamiento casero para la belleza del cuello y escote

Las mujeres solemos prestarle especial atención a la piel de nuestro rostro, sobre todo a partir de los 40 años cuando comienzan a aparecer las primeras arrugas y los primeros síntomas de flacidez. Pero olvidamos una zona tanto o más importante que el rostro, por su delicadeza y su propensión a resecarse y marcarse con arrugas más rápidamente, esto es el cuello y escote.

Lucir un buen escote requiere también de un cuello firme y suave, por lo tanto estas dos partes van unidas indispensablemente. Para evitar esa sequedad tan característica en el escote y las arrugas en la zona central del cuello, nada mejor que una buena mascarilla de arcilla verde. Estas son absolutamente naturales y tienen la propiedad de devolver la tersura e hidratación a nuestra piel.

Es un producto que se consigue fácilmente en las tiendas de belleza naturista y cuya preparación es tan sencilla como mezclarla con agua y aplicarla con espátula en la zona que deseemos, en este caso, cuello y escote. Si deseas acrecentar su poder hidratante agrégale, además del agua, aceite de almendras o en su defecto de oliva.

Su aplicación también es lo suficientemente sencilla como para que puedas hacerlo tú misma, aplica con una espátula de madera extendiéndola hasta cubrir todo el cuello y escote, deja actuar durante 15 a 25 minutos para que se seque completamente. Luego retírala con agua tibia y esponja. Para completar el tratamiento, una vez higienizada la zona, aplica abundantemente crema hidratante sobre la piel tratada. Inténtalo y cuéntanos cómo te ha ido con este consejo. ;)