EmprendedorasRelaciones

Trabajo con mi pareja, ¿puede ser esto un problema?

Vestimenta-para-trabajar

Dentro de los muchos aspectos que constituyen a una pareja feliz está sin lugar a dudas las metas en común, los intereses compartidos. Ahora bien, ¿qué sucede cuando todo esto se da y logramos formar una pareja con la que además llegamos a conformar una empresa propia y compartimos las horas de trabajo? Esto no siempre resulta bien, aunque parezca imposible ese sueño de muchos puede volverse en nuestra contra si no lo sabemos manejar de manera adecuada.

Será fundamental para toda pareja que intente mantener este emprendimiento, que en un principio se soñó con tanta pasión y esperanzas, encontrar las fortalezas en el otro y apoyarse en ellas, así como saber sobrellevar las debilidades brindándole un acompañamiento con una alta carga de comprensión y compañerismo. Una forma ideal de realizar este tipo de trabajos sin desfallecer a medio camino es determinando con claridad los roles de cada uno y respetarlos bajo cualquier circunstancia.

Hay tareas que son imposibles de delegar pero también llegará un momento en que el exceso de trabajo y responsabilidades comience a jugarles en contra, ese es el momento indicado para buscar ayuda; de no hacerlo inevitablemente esto comenzará a pesar en el vínculo de la pareja ya que la sobrecarga de trabajo desestabiliza a las personas y lamentablemente tendemos a culpar al otro por nuestras propias fallas.

Veamos algunos consejos para salir exitosos de esta experiencia:

- No llevar las cuestiones laborales al ámbito familiar
– Enfocarnos en el negocio para que este sea exitoso
– Capacitarse constantemente
– Mantener siempre la comunicación, el reconocimiento y la motivación entre todos los que trabajan juntos
– Asumir y enfrentar los problemas