Sex and Life

Toda una vida de buen sexo

El-sexo-después-de-los-40

A diferencia de lo que piensa la mayor parte de la gente, especialmente la muy joven, la sexualidad es un característica del ser humano que lo acompaña a lo largo de toda la vida, junto a la sensualidad y el erotismo. Aunque haya personas que pueden perder en algunos momentos de la vida el deseo sexual, lo cierto es que esto no se debe a la edad, sino a otro cúmulo de situaciones que rodean a esas personas, ya que otros tantos sienten que esta se mantiene o renueva constantemente.

Son muchas las mujeres, por ejemplo, que confiesan vivir la plenitud sexual después de los 45 años, ya que comienza una nueva etapa de la vida en la que ya criados los hijos sienten que recuperan un mundo perdido de oportunidades y entre ellas descubren que su sexualidad se vive con la madurez de manera sumamente gratificante.

Esto es bastante lógico si pensamos que en esa etapa se está dejando atrás los años en que no había respiro, entre la crianza de los hijos y el trabajo, cosa que muchas veces solo dejaba margen para el agotamiento, nunca para relajarse y disfrutar de una buena experiencia sexual. Está comprobado que la mayoría de los matrimonios que están en pleno proceso de crianza de sus hijos, deja el sexo relegado a un tercer o cuarto lugar entre sus prioridades. A pesar de ser jóvenes y estar en lo que se considera la época más vigorosa de la vida.

El sexo es un placer que todos podremos disfrutar hasta el fin de nuestros días, de diferentes formas pero con la misma intensidad y con una mayor confianza en nosotros mismos y en el otro.