Trucos y Manualidades

Tips para evitar el dolor con el calzado nuevo

El verano y las fiestas son la época en que solemos tener más problemas con el calzado. No precisamente por conseguir algo que nos guste ya que la variedad de sandalias y tacones es enorme y a cada cual más bonito. Pero sí suele ser una verdadera molestia en este tipo de calzados el uso cuando son nuevos.

Si te has comprado un hermoso par de sandalias de tacón para una fiesta no cometas el error de ponértelas por vez primera en el momento de asistir al evento, antes tómate el trabajo de usarlas en casa y si notas que en algún sitio te rozan o te ajustan más de lo normal sigue este consejo casero que sin dudas te surtirá efecto.

Humedece el interior del calzado con un trapo empapado en alcohol, una vez que todo el interior del zapato haya sido humedecido póntelos durante un buen rato, incluso un par de horas, aunque no es necesario que camines. La idea de que los tengas puestos es para que se amolden a tus pies.

Con este pequeño truco podrás ir tranquila a tu fiesta y lucir las mejores sandalias sin que nada le suceda a tus pies. Y como si fuera poco te puedes dar el lujo de bailar todo el tiempo que se te antoje. ;)

Fuente e imagen: soloparaellas