Cotilleos

Tensión social importante en Barcelona

Crisis image concept

Existe mucha preocupación por los hechos que están ocurriendo en Barcelona, especialmente en el barrio de Besós. Días pasados ha muerto un ciudadano senegalés por un disparo de arma de fuego  y presuntamente sería un gitano el autor del hecho.

El punto parece ser la fuerte tensión social que se vive en algunas zonas de Barcelona, especialmente entre senegaleses y gitanos. Muchos niegan que este problema exista, pero parte del problema es negar el problema, valga la redundancia.

La crisis económica ha deteriorado aún más la vida en las zonas marginales de Barcelona. En esas zonas viven muchos inmigrantes, especialmente de esas dos procedencias. El progresivo deterioro social que se viene dando con los años, con niños no escolarizados y aumento del consumo de drogas, hace que el número de personas que quedan excluidas o marginadas de una vida social aceptable, sea cada vez mayor.

Estos grupos son vulnerables a todo tipo de problemas y tienden a ser violentos o muy violentos, No se trata de una simple cuestión racial entre senegaleses y gitanos. El problema es mucho más de base y profundo, entre marginales y marginales. Podía ser desencadenado por absolutamente cualquier otra cosa.

Pero aquí el problema es que el agravamiento progresivo es la única opción. No existe la posibilidad de mejora alguna sin una fuerte intervención desde varios ángulos, que debe hacerse en forma claramente inmediata. Esos focos de tensión se reproducen y aumentan con mucha velocidad y dar marcha atrás es sumamente complicado. El hecho que fuera un gitano y un senegalés es una anécdota, el punto es que la mecha está encendida.

  • Josseffamc

    Un  saludo: Comparto totalmente lo que se expone en este Post. No se trata de un asunto racial,  sino de asunto de marginación  en los barrios obreros  y en zonas deprimidas del primer mundo. Antes de la crisis, con una serie de ayudas públicas  y de Ongs  y Asociaciones, etc.  los sectores de poblasción oriunda  -entre ellos, los gitanos-  se encontraban,  en cierta medida,  amparados. Hoy en día, con la crisis  los recursos son cada vez más escasos  y  los parados y pobres entran en competencia.
    Obviar esta realidad  es eludir el problema. Los recortes están comenzando  y, no es sólo en Cataluña. En Madrid, los cada vez mas escasos recursos  como comedores y repartos de alimentos, ayudas de Asistencia Social y de Asociaciones, etc.  parecen ir dirigidos  casi en exclusiva a los ciudadanos de nacionalidad extranjera,  dejando a los nacionalizados oriundos  con un palmo de narices.  Y ello  conlleva  un  clima  de   rechazo  cada vez más palpable. Por desgracia,  rechazo al extranjero  que  no es culpable. Así que habrá que hacer algo  para que ese rechazo  se dirija  hacia las Entidades que están dando de lado a los españoles  y hacia  los Gobiernos  extranjeros  que tendrán  que empezar a hacerse cargo   de sus ciudadanos.  Salud.