Belleza

Técnicas de alisado del cabello: queratina acído tiglicólico

  • Baño de queratina

Este proceso ayuda a reconstruir los cabellos decolorados y dañados, volvíendolos más sedosos y sin frizz. Sin duda es lo más suave que hay. La frecuencia recomendada es de una vez por mes.

  • Alisado con ácido tioglicólico y amoníaco

En este proceso se estira el cabello, pero no rompe las cadenas de la su estructura interna que hace que éste sea enrulado o lacio.

Es un alisado permanente pero sin formol, con una fórmula de extrema hidratación durante el proceso de alisado que evitará que se reseque.

En muchos casos se dejan zonas menos ondeadas, pero no un lacio total y esto modifica el tiempo de duración del procedimiento. Se puede hacer en cabello virgen o con color que no haya sido expuesto a tratamientos químicos muy agresivos, como por ejemplo: decoloración, reflejos, aclaración de varios tonos con tinturas.

Reduce la electricidad estática y proporciona memoria y resistencia a la humedad. La frecuencia recomendada es de un retoque cada cuatro a seis meses.

Imagen: greatmodernhairstyles