Relaciones

¿Te está siendo infiel?

¿Te está siendo infiel?

La infidelidad es algo que trae de cabeza a muchas mujeres que sospechan que su pareja las está engañando con otra persona.

Y, aunque la comunicación suele ser la mejor vía para saber si tu amado te está siendo infiel o no, son muchos los hombres que niegan el haberle puesto los cuernos a su novia o esposa aunque ella se lo pregunte una y otra vez.

Por ello, siempre puedes fijarte en determinadas señales que pueden convertirse en sospechas. Eso sí, antes de acusar lo primero que hay que hacer es hablar del tema, ya que estos indicios no dejan de ser orientativos y no una muestra cien por cien segura de que tu novio te está engañando.

Su aspecto es muy importante

Si a tu chico nunca le ha importado demasiado su aspecto pero te estás dando cuenta de que ahora va más a la peluquería, se compra ropa, hace dieta, se apunta al gimnasio y hace todo lo posible por estar radiante, es posible que sea porque se está viendo con alguien.

Está muy distante

Aunque hay hombres que mienten y fingen de una forma prácticamente profesional, la mayoría de los varones que son infieles se muestran muy distantes con su pareja y no le prestan demasiada atención.

Las llamadas telefónicas

Si tu pareja siempre ha hablado por teléfono delante de ti sin problemas pero ahora empieza a esconderse cuando recibe una llamada o lo ves pendiente del whats app de forma continua, es probable que se está comunicando con otra persona.

No obstante, si le pillas hablando con una mujer asegúrate antes de recriminarle nada de que no es una compañera de trabajo o una amiga. Es importante preguntar antes de sacar conclusiones precipitadas para no estropear las cosas y poder disfrutar de una relación sin agobios.

Demasiadas excusas

Las excusas para no estar en casa son siempre el inicio de cualquier infidelidad, momento que las parejas aprovechan para ver a la otra persona. ¿Tu chico no deja de buscar motivos para no estar contigo? En ese caso, es posible que solo te esté mintiendo para aprovechar esos ratos para quedar con su amante.