Belleza

Té blanco, la clave de la eterna juventud

Aunque parecer joven durante toda la vida solo es posible pasando por las manos de un buen cirujano, siempre podemos alargar nuestra juventud utilizando los diversos medios que la propia naturaleza ha puesto a nuestra disposición.

En este caso, te queremos hablar del té blanco, una bebida que todas las mujeres que desean mantenerse jóvenes durante muchos años deberían consumir a diario.

Y es que el té blanco es un remedio excelente para mantener nuestra piel tersa, suave y joven durante mucho tiempo, ya que nos encontramos ante el antioxidante más potente presente en la propia naturaleza.

De este modo, esta fantástica bebida casi mágica neutraliza la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento de nuestras células.

Además, debido a su gran poder diurético también ayuda a combatir la retención de líquidos, lo que hace que nuestra piel pueda presumir de tener un aspecto sano y luminoso y que, de paso, acabemos con la celulitis presente en nuestro cuerpo.

En cuanto a las formas de consumir té blanco, puedes ingerirlo en forma de infusión comprando las semillas si te gusta al natural o las bolsitas para una mayor comodidad, aunque en la actualidad muchas herboristerías lo venden en forma de cápsulas para aquellas personas a las que no les agrade su sabor, por lo que, te guste o no el gusto de esta ancestral bebida, puedes consumirla de varias formas distintas.

Y es que la naturaleza nos ofrece multitud de productos con beneficios de lo más diversos que ya eran utilizados por las mujeres muchos siglos atrás. ¿Por qué no continuar con una tradición que nos proporciona belleza y salud?