Cotilleos

Stella McCartney en Barcelona

Depositphotos_35873399_m

Barcelona tiene eso que la hace única: hay de todo un poco. Todo lo que se pueda querer en vanguardia, todo lo que se pueda querer en sobriedad y clasicismo, todo el ruido y todo el silencio se encuentran en nuestra ciudad condal.

Stella McCartney

Y como no podía ser de otra forma, Stella McCartney ha elegido Barcelona para abrir una de sus tiendas, mas precisamente en un local no demasiado grande, en Passeig de Gràcia con Rosselló. Bueno, tampoco es una tienda pequeña, son unos 100 metros, y con eso alcanza.

Lo primero a tener en cuenta es quién es Stella McCartney, no como hija de Paul, sino como diseñadora. En 1997 cuando comenzó su carrera en el mundo de la moda, no muchos creían en ella. Parecía una más de las niñas ricas que no saben qué hacer con sus vidas, y piensan que el diseño es algo cool pero simple.

No ha sido ni remotamente el caso. Desde sus primeros trabajos dejó muy claro el tremendo talento que tiene. Temporada tras temporada ha seguido marcando su presencia no como la “hija de”, sino como la genial diseñadora.

Detalles de diseño

La tienda es como sus prendas, sobria y elegante. Los colores de las prendas para esta temporada son blanco, negro y azul klein, que me encanta. Un detalle es que los estampados lejos de ser animal print (odioso) son con dibujos muy botánicos. Plantas y flores, pero discretas y elegantes.

Si bien hay algunas prendas algo más arriesgadas, la clave es la sobriedad, lo que no quiere decir ni aburrido ni feo. Excelente.