Salud

Sonrisa sana y sin caries (II)

Colorful Lollypop in perfect woman teeth

En un post anterior, comenzábamos fundamentando la importancia de una boca sana, más allá de los aspectos afectivos y estéticos que significan una bella sonrisa. El gran enemigo decíamos, son las caries. Ahondemos un poco más acerca de ellas…

La caries dental es la excavación progresiva de los tejidos duros del diente. Las responsables de este mal son las sustancias ácidas elaboradas por las bacterias que constantemente se forman sobre los dientes. El problema comienza por la placa, una capa pegajosa e invisible de bacterias dañinas.

El azúcar, unido a la placa, forma ácidos. Y no es la cantidad de azúcar ingerida lo que daña, sino la frecuencia de su consumo. Por eso, para prevenir la aparición de caries, los odontólogos recomiendan:

  • Respetar las cuatro comidas y evitar que los más chicos coman galletas u otros alimentos fuera de horario.
  • Reducir la ingesta de dulces. Por ejemplo, si tu hijo tiene cuatro caramelos, que los coma todos seguidos, o dos y dos después de cada comida y luego, se lave los dientes. Si con el desayuno come galletas dulces, que a la tarde consuma algo salado.
  • Si ingiere con las comidas una bebida azucarada, el efecto es menos nocivo que si la bebe fuera de las comidas.
  • Evita darle a tus hijos las golosinas más adhesivas, como chicles, caramelos masticables o chupetines porque quedan en la boca durante mucho tiempo.
  • No uses las golosinas como premios o castigos.
  • No esperes a que haya algún problema para visitar al odontólogo.
  • Realiza controles cada seis meses a partir de los tres años.