Trucos y Manualidades

¿Soñar o concretar?

Suenos

Muchas veces cuando sueñas o liberas la imaginación es muy fácil crear un mundo agradable donde tú reinas y ejerces a gusto. Tal vez suene posesivo o despótico pero los sueños para los cuales constantemente trabajas se concretan dejan de serlo y pasan a ser realidades … allí todo cambia.

Soñar es genial, puedes hacer lo que quieras y hacerlos realidad requiere tenacidad y focalización de las energías personales. Necesitas decisiones firmes en relación a lo que quieres para tu vida amorosa, debes clarificar el horizonte para poder sentir el panorama que tu vida puede complementar y no aquel con el que sueñas como ideal a conquistar.

Al conquistarlo ya puedes continuar en otro proyecto de “ensueño” … tú sabes que algunos pueden realizarse y otros no (es parte de la vida misma) … que no se concrete no significa que fracasaste sino que tienes que visualizar mejor la situación para poder enfocarte. Tus esfuerzos pueden parecerte en vano … NO PERMITAS ESO !!! … tú eres valiente por encausarte en el camino de los sueños.

Muestra decisión, firmeza y convicción en tus decisiones. Prepárate para ese momento que será a tu corazón memorable … no hagas referencia al príncipe azul como el hombre soñado que jamás llegará porque tu azul puede ser el violeta de otra persona y el arco iris de otra más haciendo de la vida un sin fin de combinaciones y principalmente porque tu hombre será azul cuando tú lo transformes en príncipe.

Soñar o concretar, alto o bajo, flaco o gordo, rubio o morocho etc porque usar “o” … usa el “y” para que los vínculos se estrechen donde puedas complementar los diferentes. Así la vida será una sucesión de “y” siendo una búsqueda y encuentro de felicidad para poder continuar en el viaje de la vida.

Sueña y concreta … vuelve a soñar … concreta ese sueño … vuelve a soñar …. y así haz que la duración de la energía divina pensando en nuevas expansiones del alma. Reposa y medita para poder dejar tu mente en libertad para poder soñar …

Imagen: Poemas con voz