Cotilleos

Sigue la tragedia de Haití

Un poco nos hemos ido olvidando todos de lo que ocurrió en Haití hace un año. Antes del terremoto las cosas en Haití iban realmente mal. La pobreza llegaba a niveles intolerables, en un país donde manda la corrupción. Luego del terremoto  y con una ayuda internacional importante, las cosas siguen realmente mal.

Los problemas sobran. Es muy difícil, según concuerdan la enorme mayoría de las ONG que actúan en el país, hacer llegar la ayuda cuando no es posible articular la misma. El gobierno, o más bien no gobierno de la isla, es tal vez una de las principales dificultades actuales.

Cerca de un millón de personas continúan viviendo en campamentos, donde la inseguridad es cosa de todos los días. La falta de servicios y las bandas armadas que asolan estos refugios son la pesadilla diaria.

El apoyo a las ONG que trabajan en el lugar es la única forma que tenemos de ayudar a los hermanos haitianos, a pesar de las dificultades.

Imagen: crsespanol.org