Belleza

En Sevilla, Ana Espejo Style

ice cream with grated chocolate

Pues Sevilla me ha encantado por muchas cosas y he vuelto transformada de este viaje. No, no se trata de una experiencia mística, es algo bien más banal, me he cambiado el color del cabello. Como en la realidad soy muy tímida, pero de esas tímidas en serio, no os pongo una foto, pero os aseguro que el cambio ha sido magnífico, ni que yo lo diga. Pero no solo del resultado se trata, la experiencia ha sido completa.

Una peluquería ecológica

Luego de tanto helado de yogur, me había quedado con espíritu re natural, nada de químicos en mi cuerpo. En esa estaba cuando me hablaron de Ana Espejo Style, una peluquería que se autodefine como iónica y ecológica. Como soy algo descreída decidí ir igual, sobretodo al ver el resultado de algunos de sus trabajos.

El punto fundamental es que usan para el cabello productos naturales. Honestamente pensé que o me iba a quedar un color más o menos o que el color se iría en el primer lavado. Pues no voy a decir que lo tengo hace muchos días porque no es verdad, pero parece como recién salida de la peluquería. Pero el color en si me ha encantado. El resultado es en dos tonos, que yo defino como tabaco y miel, para que se comprenda. Es exactamente lo que quería y nunca conseguí llegar a esos colores que tenía en mente.

Para todo público

Las embarazadas y las personas con alergia se pueden hacer este tipo de colores, ya que no tienen amoníaco (que tan mal huele, por cierto).

Otra cita obligada en Sevilla sin duda alguna.