BellezaSalud

Buenas razones para tomar una sesión de masajes

beneficios de masajes

Al igual que yo, sé que hace tiempo estás tentada de hacerlo, pero una cosa lleva a la otra… y lo vas postergando. Una buena amiga me invitó a compartir un café anoche y me dio una serie de razones tan convincentes para marcar una cita hoy mismo, que vale la pena compartirlas en este post.

  • Mejora la calidad del sueño

Y por tanto, descansas mejor. Un sueño sano es garantía de salud, tanto física como mental. Estudios científicos, más allá del sentido común fundamentan esta argumentación, especialmente los masajes de efecto en las ondas delta, el tipo de ondas cerebrales relacionadas con el sueño profundo.

  • Alivia tus dolores

Excepto en el caso de heridas de impacto, todo tipo de dolores de índole muscular e incluso ósea se ven aliviados, y ni que hablar si los masajes acompañan los tratamientos de dolor específicos indicados en cada caso. Es importante aclarar que hablamos de masajes terapéuticos, dados por profesionales y no por principiantes que erróneamente creen que no hay que capacitarse demasiado para ejercer esta actividad.

  • Alivia ansiedad y depresión

Por increíble que parezca, una buena sesión de masajes relajantes, es capaz de reducir los niveles de la hormona del estrés cortisol, dando como resultado una mejora en el estado de ánimo y una regulación de la presión arterial. A la vez, puede aumentar los neurotransmisores serotonina y la dopamina, que están implicados en la depresión.

  • Mejora la circulación

De la mano de esta contundente y evidente razón, vienen beneficios de todo tipo: desde el alivio de intensos dolores de cabeza que tienen esta causa hasta pesadez en las piernas y dolores intensos en los pies.

  • Mejora general de tu apariencia

Un argumento que viene de la mano del anterior, pero que va más allá. Desde la simple expresión de tu rostro (menos tensa, más sonriente,más luminosa) hasta tu postura (más erguida, andar más “liviano” y ágil) todo son mejoras y beneficios en relación a los masajes. Pero créeme que hay más, porque al mejorar tu circulación, otros beneficios no esperados (como un cabello más sano y vigoroso, para señalar un ejemplo bien claro) comienzan a manifestarse en forma casi mágica.