CotilleosEmprendedoras

Ser genio no es ser genial

Steve Jobs RIP

Hay una tendencia natural que tenemos los humanos a idealizar las cosas  y más que nada a las personas, que parece difícil de controlar. Cuando idealizamos una situación, perdemos objetividad  y más que nada, nos distanciamos de la realidad.

Uno de los temas donde más idealizamos es en la forma de ver algunas personas. Si es un excelente cantante, actor, o empresario, pensamos que seguro es una excelente persona y nada tiene que ver.

En estos días ha muerto Steve Jobs, sin duda alguien que ha cambiado nuestra vida diaria más de lo que parece. La tecnología que el ha desarrollado ha marcado una revolución del nivel de la revolución industrial, para poner un ejemplo. Nadie duda de su genialidad. En su vida ha remontado situaciones bien complejas y lo ha hecho en forma exitosa.

Pero tendemos a pensar que era una persona amable y en realidad, según dicen quienes lo han tratado más de cerca y sobretodo quienes han trabajado con el, que era una persona de muy difícil trato. Sus empleados tenían terror de cruzarlo en el ascensor. Si esto ocurría, Jobs le preguntaba al empleado exactamente cual era su trabajo y que lo definiera en un mínimo de palabras.

Si la respuesta no le parecía interesante o creativa, al bajar del ascensor esa persona ya no trabajaba para él. Y no ocurrió una sino que muchas veces. Su mal humor y destrato eran muy frecuentes.

Nada de eso hace que su genialidad fuera menor. Se es genio en algo, no en todo. Era intratable, pero lo que ha hecho fue revolucionario.