Emprendedoras

Seguro responsabilidad civil

empresaria

La responsabilidad civil se define como la obligación que recae sobre una persona  de reparar el daño que ha causado a otro. La forma de reparar ese daño es mediante el pago de una indemnización de perjuicios.

Esta responsabilidad civil puede ser personal, obligación que recae en la persona de reparar un daño causado a otro.

Puede ser una responsabilidad civil familiar, donde se tiene la obligación de responder por los daños y perjuicios causados a terceras personas o a sus patrimonios por parte de personas de las cuales respondes.

La responsabilidad civil  profesional es una de las más importantes, ya que hay que estar cubierto ante una reclamación por parte del cliente o un proveedor. El seguro responsabilidad civil, debe protegernos  tanto para nuestra defensa como para posibles indemnizaciones a terceros y así que nuestro negocio no se vea afectado.

La misma importancia tiene  la responsabilidad civil patronal ante posibles reclamaciones de nuestros empleados.

Otro de los casos donde podemos necesitar un seguro responsabilidad civil es si somos dueños de un animal, incluso con ciertas razas de perro es obligatorio tener este tipo de seguros.

Hay que tener en cuenta que los daños fortuitos que una persona o profesional pueda causar, no tienen límite. Por todo esto es muy importante tener unas buenas garantías y tener un buen capital asegurado; normalmente se suelen contratar capitales que pueden empezar desde los 60.000€ hasta capitales que pueden llegar al 1.000.000€ de euros.