Relaciones

Secuestro, Violación e Incesto

Una horrible constatación ha llevado a cabo la policía de Austria al descubrir que un señor tenía en cautiverio a su hija y a tres de sus hijos desde hacía 24 años.

Lo más crudo del asunto es que no sólo la mantuvo secuestrada por todo este tiempo sino que habría mantenido relaciones sexuales con ella y podría ser el padre de los hijos que ha dado a luz la mujer.

Además, por si esto fuera poco, admitió haber incinerado a uno de los hijos que nacieron de su propia hija tras haber nacido sin vida.

El hombre de 73 años parece ser un personaje de una horripilante película de terror.
Estos hechos vaya que indignan y hasta nos asustan ya que trastocan nuestros más profundos valores culturales, desde el punto de vista “judeo – cristiano”, ya que acomete contra reglas fundamentales de nuestra sociedad: el incesto, el asesinato y otros como la tortura.

En mi opinión, este señor obviamente debe tener algún trastorno serio a nivel mental y si bien habrá que informarse más acerca de qué fue lo que pasó, llama la atención cómo durante 24 años pudo sostener una situación de este tipo, en una ciudad de Austria.

Realmente espantoso! Cuántas preguntas se nos abren ante este hecho:
¿qué ha pasado con la madre de la joven?, ¿no había ningún vecino que en 20 años no haya escuchado nada?
¿qué pasó con los niños que nacieron y crecieron?, ¿cómo ha sido su desarrollo y convivencia con sus “padres”?
¿qué es lo que habría que hacer con esta pobre mujer?; ¿y con este sujeto?

Indagando un poco más, el hombre sostuvo esta situación mediante mentiras a su esposa y al resto de la comunidad local.

Según los vecinos eran “abuelos ejemplares”, “normales y corrientes”. Este hombre inventó toda una historia acerca de su hija y el origen de los niños.

Realmente una historia tenebrosa

 

  • Lizeth Auquilla

    A estos animales por que no se los puede llamar de otra forma se meresen el peor de los finales porque como es posible que siendo sus propios padres no tenganrespeto, o que acaso ya ni con la propia familia se esta seguro/a?