Tendencias

Se acabó el miedo a los plisados

Beautiful sexy woman dance

Las blusas, los vestidos, las faldas y otras prendas de vestir elaboradas a base de plisados son temidas por muchas mujeres debido a que pueden aumentar considerablemente el volumen de la figura.

No obstante, si te encanta este estilo no tienes porqué renunciar a él, ya que se puede lucir un cuerpo estupendo utilizando los plisados de forma adecuada y en su justa medida.

Para ello, puedes adquirir prendas que incluyan este tipo de accesorios en una pequeña zona, como las mangas o el escote. De hecho, si tienes poco pecho los plisados serán tus grandes aliados, ya que, si te pones un jersey que los incluya en la zona del busto dará la sensación de que tus senos tienen un mayor tamaño.

Por otro lado, si tienes un cuerpo en forma de pera (el torso es más ancho que las caderas), las faldas con plisados te sentarán de maravilla, ya que aumentarán el volumen de la zona inferior de tu cuerpo y tu figura se verá mucho más equilibrada y armónica.

Por otra parte, si te gustan los plisados pero que no quieres aportarle un mayor volumen a tu cuerpo, elige tonos oscuros, ya que los colores claros te darán algunos quilitos de más, mientras que las tonalidades más oscuras disimularán las imperfecciones de tu figura y te harán parecer más esbelta.

Finalmente, no olvides que es importante no abusar de este tipo de tejidos, ya que, si lo haces, tu look quedará demasiado recargado. Intenta, pues, incluir en tu vestuario pequeños detalles o tan solo una prenda de este estilo. ¡Se acabó el miedo a los plisados!