Trucos y Manualidades

Saquemos partido a las máscaras de pestañas

La máscara de pestañas es una de las mejores aliadas que tenemos para embellecer nuestra mirada.

Una simple aplicación y nos cambiará la expresión de nuestros ojos. Es por eso que es tan importante que sepamos sacarle partido.

La máscara de pestañas es un cosmético usado para oscurecer, espesar y definir las pestañas.  También se lo conoce como: rímel, el término deriva de la marca registrada Rimmel.

En general se cometen varios errores muy comunes, que si intentamos evitarlos podremos presumir mucho más de nuestra mirada.

  • No al bombeo. No debemos bombear el cepillo dentro y fuera del tubo de máscara. Al hacerlo lo que conseguiremos es introducir aire y eso secará el producto antes de tiempo y caducará. Lo que debes hacer es simplemente agitarlo, o aún mejor hazlo rodas entre las palmas de tus manos.
  • Demasiado producto. Otro error muy frecuente es al aplicar la máscara, es dejar demasiado producto y que queden pegotes. Para evitarlo debes depositar el cepillo con muchísima suavidad sobre las pestañas, y pasarlo delicadamente, apenas rozándolas.
  • Pestañas rizadas. Si eres de las que le gustan las pestañas rizadas, debes utilizar el rizapestañas antes de la máscara, después nunca, pues se podrían romper con mucha más facilidad.
  • Los profesionales. Los maquilladores profesionales que han tomado cursos de belleza nos recomiendan que en las pestañas inferiores, el cepillo se deposita tan sólo en la raíz y luego se mueve de un lado a otro, sin llevarlo hasta las puntas,  marcando tan sólo la línea del párpado.
  • Rabillo del ojo. No debes olvidarte de las pestañas del rabillo del ojo, son fundamentales, cuando se resaltan, abren la mirada, dándole un toque final muy importante.