Relaciones

Sana, sana y mientras tanto ¿qué?

 Sana Sana Y Mientras Tanto Que

En la vida hay amores que nunca pueden olvidarse … canta Luis Miguel … y quizás eso suceda porque quedas enganchado/a a los recuerdos. Reinsertarse en la vida social amorosa luego de: una ruptura, tiempo “para pensar”, no sé que me pasa amor .. pero no eres tú soy yo, una infidelidad o una sana elección de dos personas maduras es una tarea nada sencilla.

Difícilmente puedas lograr despegar para poder volver a volar en la vida si solo te maltratas u hostigas mediante fotos … cartas … emails … enlaces y mil opciones más; es decir, puedes recordar de diferentes maneras:

  • con nostalgia
  • con dolor
  • con rencor
  • con reconocimiento a esa relación que sabías que no era sana
  • con bronca
  • con emoción de buena cepa
  • con sensaciones encontradas
  • varias más

Todos hemos pasado por alguna o varias de ellas (solas o combinadas) lo interesante de estas experiencias es que el dolor primero anestesia y parece que nada sucede o que el mundo se ha derrumbado. Y si de veras (cuesta reconocerlo y este tipo de honestidad es bastante difícil de hallar) el recuerdo daña te darás cuenta que no estás permitiendo que la vida te enseñe o muestre opciones que no verías de otra manera.

Sí, sí … lo sé, a veces quisiéramos mirar al cielo y gritar muy fuerte ¿justo a mí? … En el momento no entendemos con claridad lo que sentimos o nos parece que emociona, todo se mezcla y entrecruza … solo el tiempo y el silencio harán que el camino a la armonía del recuerdo aparezca. ¿Recordar o añorar? ¿Qué es aquello que realmente nos acerca a esto que no es más nuestro presente?

Sin duda alguna, las añoranzas es el recuerdo de aquello que no llegó a ser lo que queríamos  o habíamos proyectado … puedes relacionarlo con la frustración o con una nueva visión “panorámica” de lo que vas viviendo. Cuando sientes un mundo de confusiones (no de sensaciones como canta Sandro) es un dilema que solo hallarás el camino a la paz cuando logres oír el silencio de tu alma … pues sí … suena raro, pero sin duda siempre es interesante redescubrir y convertir ese intenso dolor en intensa vivencia.

No hay pociones mágicas, tutoriales para no llorar, listado de consejos para recordar con estilo propio aquello que ahora es ajeno etc; siéntate frente al mar a oír tu corazón … intenta sentir bienestar en el murmullo de sensaciones en que te encuentras pues si agregas a este momento intenso más ruido solo obtendrás más caos.

Imagen:  Telegama