Salud

Riesgos de trabajar en un puesto que no te gusta

Chica triste

No siempre en un trabajo tenemos que sentirnos del todo agusto y que nos resulte divertido en todo momento, pero tampoco es cuestión de que nos sintamos bajo presión constante, agobidas y cada mañana temamos tener que levantarnos para ir a trabajar. Un trabajo es sólo un trabajo, y nuestra salud siempre debe ser lo primero. Descubre los riesgos de trabajar en un puesto que no te gusta, y cómo puede afectar a nuestra salud.

Cuando nuestro trabajo no nos gusta, nos hace sentirnos mal cada vez que tenemos que acudir a él. Esta sensación se transforma en un malestar general en nuestro cuerpo que puede afectar de varias maneras:

Te hace engordar. Cuando llegas a casa después de un trabajo estresante, no tienes energía para dedicarte a hacer ejercicio físico, y además no te apetece comer alimentos sanos, recurriendo la mayoría de las veces a dulces y comidas grasas.

Debilita tu sistema inmunológico. El estrés y la tristeza que sientes cada día al ir a trabajar y al volver a casa se acaba traduciendo en tu cuerpo con la bajada de tus defensas. Acabas con tendencia a adquirir enfermedades más fácilmente, como infecciones, resfriados, alergias…

No te deja descansar bien cada noche. Cuando no estás bien en el trabajo, tienes más tendencia a padecer insomnio. La falta de sueño hace que tu cuerpo se agote más de lo normal, y acabas odiando tu trabajo el doble.

Estropea las relaciones en el hogar. El mal humor te lo llevas a casa cuando terminas en el trabajo, lo que puede afectar a las relaciones con tu familia, tus hijos, tu pareja… También cuando no estás bien en el trabajo, la vida sexual es menos satisfactoria.

Te hace más vulnerable a sufrir enfermedades graves. Según recientes estudios, las personas que no se siente bien con su trabajo pueden tener más tendencia a acabar padeciendo enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 o incluso cáncer.

Ya lo sabes, si no te encuentras bien en tu trabajo, procura ponerle solución; da un cambio en tu vida, porque la salud debe ser lo más importante.