Emprendedoras

Respondiendo el teléfono en una reunión de negocios

Business man speaking on the phone and typing on laptop while in a meeting

Esta práctica la viví en carne propia y sin lugar a dudas es una muy buena forma de quedar bien con los que te rodean y con tu esposa.

El cuadro es este. Un día estas en una reunión  de negocios en donde el aire de puede cortar con una navaja, abogados, ejecutivos y un poco de gente, todos con mala cara y con hambre reunidos por mas de dos horas hablando de dinero (cosa tan inmunda en verdad). Justo en ese momento suena el teléfono celular de quien lleva la palabra y las opciones de acción son solo dos, contestar o no contestar.

Quien en ese momento manejaba la exposición creo que se dejo llevar por su instinto e hizo lo que se puede llamar una jugada magistral, contesto el teléfono y más o menos fue esta la situación:

Disculpen es mi esposa al teléfono, “Hola amor, en este momento me encuentro en una reunión, te devuelvo la llamada en cuanto salga, vale … te amo.”, listo eso fue todo y los resultados fueron:

  1. Los asistentes a la reunión se distensionaron, e inclusive hubo tiempo de una broma y un par aprovecharon para hacer llamadas igual.
  2. Quien recibió la llamada dejo en claro que su reunión es importante, pero su esposa lo es más como para contestar el teléfono.
  3. Seguro su esposa sintió el mismo efecto puesto que contestar una llamada de forma cortes sin un “te llamo luego” y cerrar, es obvio que brinda seguridad a la persona, dejando un sentimiento de “Soy importante, más que su reunión”.
  4. Uno de los asistentes de mayor edad, reconoció el gesto de quien recibió la llamada diciéndole “Lección de vida #1, aprender a contestar el teléfono a la esposa”.

Obviamente, esto se aplica a reuniones de negocios pequeñas, en donde no hay más de cinco o seis participantes, no se te ocurra hacerlo en una conferencia representando a tu país en la ONU.