Mamás

Remedios para madres estresadas

Mother using telephone in living room with baby frowning

El estrés es algo que va implícito al cargo de ser madre. ¿Conoces a alguna mamá que no se haya sentido estresada alguna vez? Aquí te damos las claves para saber si estás estresada y alguna solución.

La crianza infantil conlleva múltiples tareas para cualquier mujer. En ocasiones estos quehaceres son interminables y resultan abrumadores. Y es que a las madres no solo les corresponde ocuparse de su bienestar personal, sino también del de sus hijos, de la administración del hogar y, aparte de sus ocupaciones laborales fuera de casa. ¿Conoces a alguna mamá a la que le sobre tiempo?

El estrés se debe a presiones físicas, emocionales y ambientales. El estrés no solo afecta a la madre, sino que toda la familia se ve afectada de una forma u otra. Investigadores han demostrado que hasta los fetos responden alterados cuando sienten que la madre tiene estrés.

¿Cómo saber si estás estresada? Puede que ya te hayas acostumbrado a ello. Algunos de los síntomas más visibles del estrés son que sube el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Además, eres más propensa a ponerte enferma y a tener mayores problemas digestivos como acidez, estreñimiento y diarrea.

Si te sientes más cansada de lo habitual eso también significa que puedes estar estresada, ya que tu nivel de energía fluctúa con tanta actividad.

Además estos síntomas van acompañados de un progresivo descuido de la apariencia personal, un aislamiento de familiares y tiendes a comer más aunque no tengas hambre.

Tal vez en este punto te preguntarás si el estrés maternal tiene alguna solución. Sí que la tiene. Deberías relajarte durante el día de vez en cuando. Una buena opción para relajarse es tomar baños calientes, bailar algo y escuchar música; te subirá el autoestima. También sería muy positivo que planificaras antes de acostarte lo del día siguiente y que pidieras ayuda a tu marido o a tu pareja.