Cotilleos

Religión y discriminación (II)

En un post anterior hablábamos sobre el tema de la discriminación en general, para centrarnos en la discriminación por género por parte de las religiones en particular. El papel que ocupan las mujeres en las religiones mayoritarias es especialmente limitado.

En forma más o menos encubierta, se ve a la mujer como objeto de pecado y tentación. Algo más o menos sucio que es necesario purificar. Claro que dicho en términos algo más amables, pero el fondo es ese.

Pero si observamos la realidad, las religiones que ponen a la mujer en pie de igualdad con el hombre, son minoritarias. Algunas iglesias protestantes, que es importante destacar, cuentan con autoridades tanto masculinas como femeninas.

Pero no veo sacerdotes católicos mujeres, ni rabinas, ni mucho menos en la religión musulmana. Los argumentos son muchos, pero la realidad es esa. Cuando se muestran monjes budistas meditando, solo se ven varones. El papel de la mujer esta claramente relegado.

Corresponde a las mujeres exigir esos espacios que no tiene sentido que no tengan.

Imagen: flickr.com