Trucos y Manualidades

Relájate con unas vacaciones exprés en casa

Relax en vacaciones

Ya queda poco para el verano, pero con tanto trabajo y estrés, aún vemos muy lejanas nuestras paradisíacas vacaciones descansando frente al mar. Si necesitas tomarte ¡YA! unas minivacaciones y no puedes esperar más, te contamos el secreto para conseguir relajarte durante 1 hora en tu propia casa y sentirte casi como si estuvieras en la playa.

Ingredientes para unas minivacaciones de 1 hora:

– Un lugar en el que puedas estar sola sin ser molestada durante al menos 1 hora

– Una novela o película romántica con final feliz

– Una rica bebida muy fría

– Un barreño con agua fría y un generoso puñado de sal

– Una toalla

– Útiles para hacerte la pedicura con tu color de esmalte favorito

Modo de llevarlo a cabo:

Móntale tu paraíso tropical particular en tu casa; busca un rincón dónde nadie vaya a molestarte durante tu tiempo de relax, y deja todos los móviles y dispositivos electrónicos fuera, porque este momento es sólo para ti, y no vas a estar para nadie durante tus merecidas minivacaciones.

Colócate en un sitio super cómodo, como un sillón o un sofá confortable, de forma que tus pies puedan quedar sumergidos en el barreño con agua salada, como si estuvieras en la orilla del mar.

Disfruta de tu bebida fría mientras comienzas a leer esa fantástica novela, o a ver esa película tan romántica. No hace falta que veas toda la peli o te leas toda la novela, ve pasando sólo por tus fragmentos favoritos, cuando les ocurren las cosas más emocionantes a los protagonistas, mientras tus pies se sienten cada vez más relajados dentro del agua.

Deja el libro o la película a la mitad, y dedícate ahora sólo a tus pies. Sécalos con cuidado, y cuídalos con mimo con una pedicura, pintando tus uñas de tu color preferido. Cuando hayas terminado, levanta ambos pies, y admira el magnífico trabajo que has hecho.

Termina tu bebida mientras ves el final de la peli o lees el final de la novela, cuando todos los problemas de los personajes finalmente se han resuelto, y acaban siendo super felices. A veces la vida también tiene unos finales iguales de felices. ¡Piénsalo!

Cuando hayas acabado tus minivacaciones de una hora, piensa en cómo te sientes. ¿Más relajada? Si es así, has conseguido tu objetivo, ¡y falta muy poco para que puedas disfrutar de unas vacaciones reales frente al mar!