ComplementosTendenciasTrucos y Manualidades

Regalar sensaciones

Libro

 ¿No es el objetivo cuando haces un regalo, producir algo, un sentimiento, pensamientos, o lo que sea  en la otra persona? Hay regalos más o menos trascendentes, más o menos caros, más o menos formales; pero hay algunos que, en alguna forma, quedan contigo para siempre. Estos son mis preferidos, tanto para dar como para recibir.

La primera propuesta es música. Hace mucho tiempo me di cuenta que mi vida tiene una banda sonora, que va cambiando todo el tiempo. Lo que escuchábamos cuando éramos niños, cuando conocimos a “esa” persona, etc. Cuando de pronto volvemos a escuchar algo así, ello nos trasporta inmediatamente a esa época de nuestra vida, lo que sentíamos, lo que queríamos. No puedo escuchar a Sabina sin pensar en mi hermano. Siempre que voy en el auto con él, Sabina viaja con nosotros.

La segunda propuesta es más ambiciosa aún: libros. No importa si mañana lo prestas y no te lo devuelven. Mejor, el destino del libro es ser leído, no almacenado. Por supuesto que no todo lo que leemos es importante, muchas veces es sólo entretenimiento ( en mi caso, casi vicio) y vale igual.

Pero leer a Saramago, es un experiencia, para mí, única. O algo completamente lejano a la novela, Desmond Morris y su forma de mostrarnos  qué animalito curioso somos. Y aunque la persona a quien tienes que regalar no sea especialmente afecto a la lectura, seguro que algún foco de interés tiene en un tema. Empecemos por ahí, y en una de esas…¿por qué no? Ganamos un nuevo lector.

Estas dos propuestas, sin salir de tu casa si no puedes, son de fácil trámite online. Por proponerte ejemplos, te menciono que en El Corte Inglés, hay una colección de jazz imperdible, a buen precio. Y para comprar libros en la red, amazon.com, tiene todo lo que te puedas imaginar.

Imagen: amazon.com