Belleza

¿Qué me pongo para mi cita de San Valentín?

Couple at romantic dinner in restaurant

Para muchas de nosotras, quizás este año sea el primer San Valentín que pasaremos con nuestra pareja, y por tanto, esta primera celebración que haremos será muy memorable, por lo que queremos que sea totalmente perfecta.

Las parejas que acaban de empezar una relación se aman y se gustan por encima de todo, por lo que, te pongas lo que te pongas para San Valentin, a tu chico le parecerás la mujer más guapa, y sentirá esas maripositas en el estomago nada más verte para la cita en este día tan especial.

Sin embargo, si queremos que este día sea aún más diferente y que tu chico se muera por ti solo con verte vestida para la ocasión, necesitamos un poco más de tiempo y dar con la ropa perfecta para la ocasión.

Un bonito vestido para tu cita de San Valentín debe ir por encima de cualquier otro tipo de conjunto, tienes muchas opciones baratas en vestidos entre las que elegir. A pesar de que te sientas más cómoda con unos pantalones, para tu cita romántica la mejor opción es un vestido, y puedes encontrar algunos modelos que te harán sentirte igualmente cómoda cuando lo lleves.

Para las más atrevidas que no quieran pasar nada desapercibidas a ojos de su chico, búscate el vestido más sexy que marque tus curvas femeninas. Comprando a través de internet, tienes muchas opciones baratas en vestidos en cientos de tiendas online. Ponte ya a la busca y captura, y hazte con el tuyo.

Un vestido tiene que ir igualmente acompañado con unos zapatos de tacón que estilicen tus piernas y tu figura. Ponto unos que sean cómodos para ti, porque a tu chico no le parecerá atractivo que camines de forma extraña porque te hagan daño los zapatos, ni que tengas que irte a casa pronto para poder quitarte esos tacones que te resultan tan incómodos.

Un bonito peinado, y unos complementos simples como una cadenita, unos pendientes discretos, serán el colofón final. Los chicos prefieren que seamos más naturales, y no es necesario recargar demasiado nuestro conjunto.

Y por último, un buen abrigo para evitar el frío. No es cuestión de quedarse helada en el trayecto de casa hasta el restaurante. Y no te preocupes, que durante tu cita, el tiempo que estéis a cubierto podrás lucir tu vestido sin llevar el abrigo puesto.

Disfruta de tu cita de San Valentín y hazla inolvidable para ti y para tu pareja.